Kung Pik León, mejor conocido como Wilson León Lee: el señor de la salsa china, nació en la pequeña ciudad de Heshan. Wilson León Lee siempre ha sido un hombre visionario, emprendedor, con gran telento para los negocios y obsesionado por llevar a cabo sus metas. Siempre ha estado convencido que el trabajo duro y constante tiene sus propias recompensas.

 

Su genialidad ha puesto en la mesa de los ecuatorianos y de varios países de América Latina y del mundo, productos que no eran de consumo local; ha construido unimperio que comprende desde productos alimenticios, bebidas, condimentos y crianza de animales, hasta centros de medicina natural china. Su capacidad para reinventarse continuamente lo convierte en un hombre con una inquebrantable fe en el futuro.

En 1975 este talentoso hombre funda Oriental, una marca que oferta productos orientales, sobre todo salsa de soya. La empresa nació en Quevedo, Los Ríos, donde se levantó la primera planta de producción. Luego se organizó la red de distribución de productos.

La presencia en el mercado de esta marca se afianza no solo en la salsa china, sino en los fideos instantáneos en general que de a poco fueron reconocidos a nivel nacional.

Oriental es en la actualidad una de las empresas de agro industria alimenticia más importantes del Ecuador, con capacidad de producir en sus propias haciendas la materia prima para la preparación de la mayoría de sus productos.

Su estrategia de posicionamiento se resume en la construcción mediática de atributos a través de su slogan: “La tradición del buen comer”. Además, la marca ha invertido en la incorporación constante de moderna tecnología después de un arduo trabajo por conocer las necesidades del consumidor ecuatoriano. La innovación es uno de los mayores atributos de esta marca ya que mantiene una continua mejora en los procesos, manejando estrictos estándares de calidad.